Fantasmas de Ascalon

En los libros está el conocimiento, y el conocimiento es un arma más fuerte que cualquier espada.

En esta nueva sección, La Biblioteca del Pacto, vamos a adentrarnos en un mundo que muchos jugadores desconocen, las novelas del Guild Wars 2, y en su relación con el juego. Hasta ahora se han escrito tres novelas, “Ghosts of Ascalon”, “Edge of Destiny” y “Sea of Sorrows”. Cada una se ocupa de un momento crucial en la historia de Tyria, acontecimientos que cambiaron el mundo y que marcan al juego en la actualidad. Varios de sus personajes pueden verse en el juego, algunos con los que  se interactúa intensamente, y otros de los que no hay más que ligeras referencias. Empezaremos con “Ghosts of Ascalon” e iremos avanzando con las demás. 

Habrá gente que quiera leer los libros. Por lo que sé, sólo el primero está traducido al castellano, lo que limita la lectura de las novelas a los que no hablen inglés. Por ello, voy a contar parcialmente lo que ocurre en los libros, por lo que  inevitablemente voy a hacer algún spoiler. Con esto quiero decir que el que siga leyendo lo hace bajo su propia responsabilidad.

En esta primera entrega, vamos a descubrir de qué trata “Ghosts of Ascalon” y os introduciré brevemente a los personajes principales de esta historia. A lo largo de este libro vemos el desarrollo de los eventos que llevaron a la tan deseada paz entre los charr y los humanos. Vamos a remontarnos un poco en la historia, dado que es importante conocerla para entender lo que sucedió.

Como la mayoría sabréis, desde el momento en el que los humanos pusieron un pie en Tyria, han estado luchando con los charr por motivos territoriales. Con el paso de los años, consiguieron establecerse en la zona de Ascalon, construir el Gran Muro y expulsar a los charr al otro lado. Cuando la Legión de la Llama consiguió su nueva arma, el Caldero del Cataclismo, provocó una lluvia de gigantescos cristales que destruyó el Muro y comenzaron la reconquista de Ascalon. Los charr, con una ofensiva sin precedentes, reconquistaron la mayoría de sus tierras y muchos humanos huyeron hacia Kryta. Tiempo después, cuando los charr estaban a punto de conquistar por fin Ciudad Ascalon, la ciudad más grande del reino y centro cultural de Ascalon, se desató el Fuegostil o Foefire, provocando la desintegración de todo charr en los alrededores y la transformación de todo humano en un fantasma vengativo. El origen de este Fuegostil cambia según la versión de los humanos o de los charr, pero los resultados son indiscutibles: los charr sufrieron un durísimo golpe y los fantasmas azotan aún hoy las ruinas de Ascalon. 

Uno de los charr que perdió la vida aquel día fue el Imperator de la Legión de la Llama, legión que ostentaba el poder por aquel entonces, dejando allí su poderosa espada, la Garra de Khan-Ur, el símbolo de poder necesario para poder ser nombrado líder supremo de los charr. Desde entonces, la espada está perdida para ellos, rodeada por toda una ciudad de fantasmas inmortales, liderados por el mismo Rey Adelbern.

Esto nos lleva al argumento del libro. Con el despertar de los Dragones Antiguos, las grandes naciones empiezan a ver la necesidad de aparcar viejas enemistades y concentrarse en combatirlos. Por no mencionar que tantísimos años de guerra han acabado por cansar a ambas razas. Dentro de los humanos y de los charr, las facciones pacifistas iban ganando fuerza. Tanto es así, que la propia Reina Jennah, soberana de los humanos, comienza las negociaciones de paz con los charr. Debido a que las relaciones siguen siendo cuando menos, tensas, utilizan de intermediarios a la recientemente creada Vigilia, organización dedicada a luchar contra los Dragones con el puro poder de la fuerza. Su líder y fundadora, Almorra Soulkeeper, una de las mejores guerreras charr con vida, es una fuerte partidaria de la paz y colabora decididamente con el plan que surge de las negociaciones de paz. El plan consiste en lo siguiente: a cambio de cesar los ataques sobre Halcón de Ébano, último bastión humano en Ascalon y poder establecer una paz duradera, los dirigentes charr quieren una prueba de la buena voluntad humana, la Garra de Khan-Ur.

Queda resolver un problema: recuperar la espada de las ruinas de Ciudad Ascalon, plagada de fantasmas que atacan a todo lo que se acerca. Para ello, Almorra Soulkeeper decide montar un equipo de exploradores que se encargarán de recuperarla, equipo que incluirá a la única persona que ha conseguido ir a Ciudad Ascalon y salir con vida de allí: el ladrón humano Dougal Keane. Dougal contará con la ayuda un variopinto grupo de personas. La sylvari Killeen, nigromante de profesión, llena de curiosidad por todo lo que la rodea. Gullik Oddson, un legendario y gigantesco guerrero norn, tan bueno con sus bravatas como con su arma. Kranxx, un genio asura, ingeniero miembro de la Vigilia y experto en puertas asura. Ember Doomforge, charr Cruzada de la Vigilia, letal guerrera de la Legión de la Ceniza. Y por último, Riona Grady, humana Cruzada de la Vigilia y vieja conocida de Dougal Keane.

Este equipo se enfrentará a todo tipo de peligros durante su aventura, pero eso formará parte de siguientes entregas, así como una descripción más detallada de los personajes principales. Espero que de momento os vaya gustando lo que voy escribiendo y esto os anime a informaros más sobre el tema.

Ryana Ragnos

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Einholtenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión visitando el hilo de la sección, haciendo clic aquí.