La leyenda del Diente de Jormag

Cuenta la leyenda que el héroe que sea capaz de dañar el enorme diente que hoy día puede verse como un trofeo en el Gran Albergue de Hoelbrak, será el héroe que acabe con el Dragón de Hielo y guie a los Norn de vuelta a sus tierras de origen.

Por Kenden B. Día 60 del mes del Céfiro 1.330 d. É.

La historia de este Dragón Antiguo está unida inevitablemente a la cultura y la historia de los propios Norn, así como a la de los Kodan.

El Dragón Antiguo despertó en las Lejanas Picoescalofriantes en 1.165 d.E y se desplazó hacia el sur de las montañas llevando con él a sus creaciones heladas llamadas Garras de Jormag. Su despertar y su desplazamiento provocó además terremotos que destrozaron las tierras más septentrionales provocando que el mar helado del norte inundara la tierra moldeando la geografía del continente de Tyria y creando un nuevo mar interior.

Los Kodan eran los habitantes del lugar en el que el dragón antiguo despertó por lo que sufrieron de primera mano la devastación en sus ciudades iceberg, conocidos como Santuarios y viéndose empujados a un exilio hacia el sur huyendo de su cólera, además de los continuos ataques por parte de las Garras de Jormag.

Los exiliados Kodan alcanzaron los territorios Norn que se vieron afectados también por este despertar. Los Kodan supervivientes que lograron alcanzar la zona más al sur del nuevo mar interior, anclaron sus naves en este nuevo territorio para ellos y avisaron con ello a los Norn que lo habitaban dispuestos a no permitir que el dragón y sus huestes siguieran avanzando.

Con la llegada de las Garras de Jormag a la zona, la magia del Dragón Antiguo trajo también nuevas criaturas a las que convirtió para su lucha, criaturas de nieve y hielo. Los Kodan ahora separados vieron en los Norn a seres belicosos, que en nada tenían que ver con ellos, mucho más pacíficos y éstos, no iban a permitir que les arrebataras sus tierras ancentrales por lo que hicieron frente a las huestes del Dragón Antiguo. Por desgracia, de haber insistido en la lucha, la especie se hubiera extinguido sin remedio por lo que los Espíritus Salvajes, los dioses de los Norn, intervinieron convenciéndolos de que debían huir hacia el sur asegurándoles que ellos mismos les acompañarían.

Arte conceptual Kodan

Así fue como los Norn, guiados por sus dioses principales: El Oso, El Cuervo, el Lobo y el Leopardo de las Nieves huyeron de sus territorios mientras el resto de espíritus, el Glotón, La Lechuza, el Buey y el Águila, luchaban para conseguir que sus protegidos tuvieran éxito alcanzando los territorios más al sur de las Montañas Picoescalofriantes y que en su día fueron la tierra de los ahora extintos Enanos.

Los Norn alcanzaron territorios seguros y allí fundaron la ciudad de Hoelbrak donde les fue llegando información de sus lejanas tierras y de la encarnizada lucha que allí se producía. Allí, mientras alzaban los Albergues y los Santuarios dedicados a los Espíritus Salvajes que les habían acompañado, llegaron noticias de las batallas al norte. El Havroun (chamán Norn principal) de la Lechuza supo que su espíritu salvaje había caído en la batalla contra Jormag cuando dejó de poder comunicarse con ésta, que luchaba junto al resto de Espíritus Salvajes que quedaran al norte para conseguirles el tiempo suficiente para huir.

Desde ese momento, las fuerzas del Dragón Antiguo son amos y señores de los alrededores del lago Drakkar, donde desde el 1078 d.E su campeón más temido está en el lago que lleva su nombre. Allí, congelado bajo el hielo, el temible campeón parece atrapado pero realmente sólo lo está su gigantesco cuerpo. Usa su poder para transformar y subyugar seres a los que susurra para influenciarles la energía de su amo Jormag. Esto provoca que todo aquel que le escucha acabe transformado en esbirro del dragón, sumando aliados que esperan su nuevo alzamiento. Su influencia alcanza a cualquier ser: Quaggan, Grawl, Jotun, Kodan, e incluso Norn.

Arte Conceptual Norn

Por otro lado en Fronteras de Gorjaescarcha, Jormag logra mandar como antaño a un campeón suyo llamado Garra de Jormag. En su día eran muchas las garras que el Antiguo Dragón lograba invocar, hoy son menos, pero aún así son capaces de lanzar un poderoso asalto intentado controlar aún más la región. Día tras día se lucha contra esta amenaza gracias a la continua vigilancia de esta zona para impedir aún más su avance.

Hoy las leyendas de aquellos lejanos días corren como la pólvora en Hoelbrak. Precisamente una leyenda de aquellas de antaño se ha podido confirmar en nuestros aciagos días. En aquellos tiempos desesperados, en que se luchaba contra la aniquilación de la raza Norn, Asgeir Dragonrender estaba a la cabeza de los suyos tratando por todos los medios de conseguir salvar a los suyos. Los Espíritus Salvajes viendo su arrojo le indicaron cómo combatirle. Le proporcionaron un antiguo pergamino Jotun donde se explicaba el contenido de una fórmula que creo e impregnó en su arma para enfrentarse al Dragón Antiguo. En la contienda, Asgeir logró golpear al dragón arrancándole un diente. Fue en ese preciso instante, herida la bestia, cuando los Espíritus Salvajes se dividieron, una parte acompañó a los Norn al sur y el resto quedó para ganar tiempo.

El Diente de Jormag se expone como trofeo en el Gran Albergue de Hoelbrak, a él se enfrentan los nuevos héroes Norn como prueba. Se les obliga a golpearle esperando que alguno de ellos logre mellarlo. Si alguno lo consigue, la leyenda dice que será el héroe capaz de acabar con el mismísimo dragón. Nadie hasta ahora lo había conseguido, quizás porque nadie pensó que podría localizarse el pergamino que usara Asgeir en su día para impregnar el arma con el que se enfrentara al Dragón Antiguo.

Hoy la leyenda ha dejado de ser un mito. Hoy se ha logrado dañar el gigantesco colmillo. Hoy los Norn gritan más que nunca cantos de guerra y gloria porque hoy la leyenda de un héroe que los hará regresar a sus antiguos hogares se ha hecho realidad.

Kenden Baruch

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Amaunetenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión visitando el hilo de la sección, haciendo clic aquí.