El origen del filo del Destino

En esta entrega vamos a ver cómo se conocieron nuestros aventureros y cómo poco a poco se formó el Filo del Destino. No fue un proceso fácil y como pasa con las grandes cosas, parecía algo predestinado. Como hay alguna traducción que da dolor de cerebro, voy a utilizar los términos originales en varios casos.

Saga El filo del Destino

Antes de proceder a saber cómo se juntaron nuestros héroes, convendría recordar el entorno en el que se movían. Los dragones ancianos ya habían despertado y estaban causando estragos allí donde iban. Los siervos de Jormag atacaban Hoelbrak frecuentemente, lo destructores arrasaban toda población cercana a sus guaridas, siervos de Zhaitan azotaban las costas cercanas a Arco del León… Eran una amenaza real para toda Tyria y la principal preocupación para mucha gente. Eir Stegalkin era un claro ejemplo de esto. Cansada de ver cómo los jóvenes de Hoelbrak eran corrompidos por Jormag y más tarde atacaban su propia ciudad, decidió dar un paso adelante.

Cuando un día dos pequeños asuras llegaron a su taller con un encargo especial, todo comenzó. Snaff y Zojja querían una cabeza de golem de tamaño considerable, copia de la cabeza de Zojja, tallada por la maestra artesana que era Eir. Con ella iban a construir un golem experimental con un poder ofensivo inmenso. Lo especial de este golem es que el controlador podía utilizarlo viendo desde la perspectiva del golem, controlándolo como si fuese su propio cuerpo. Viendo el potencial de ese tipo de golem, Eir les ofreció un trato a los asura. Ella les tallaba las cabezas para que cada uno tuviese su golem, y a cambio ellos le ayudarían a luchar contra el Dragonspawn (Dragauro en español, tirito, por favor), un general de Jormag responsable de la mayoría de ataques sobre Hoelbrak y corruptor de cientos de Norn. El espíritu científico de los asura les llevó a aceptar, puesto que no se les ocurría mejor beta test para sus golem.

Así fue como los tres primeros héroes se juntaron. Marcharon a Hoelbrak, donde anunciaron que iban a luchar contra el Dragonspawn, y partieron en su busca. Tras una larga marcha, encontraron su guarida. El monstruo, totalmente formado de hielo corrupto, con cabeza de minotauro y cola de dracónido, era inmensamente poderoso. A pesar de la fuerza conjunta de los 3 aventureros y Garm, el lobo, no pudieron hacer nada contra el campeón de Jormag. Tras una dura lucha, tuvieron que huir de allí. Pero sus actos tuvieron consecuencias. El monstruo, furioso, convocó una tormenta de hielo como no se había visto en siglos y la desató sobre Hoelbrak, causando multitud de muertos y daños sin medida. Cuando los 4 llegaron a la ciudad, la encontraron en un estado lamentable. Además, sus habitantes estaban furiosos con ellos, puesto que sabían que eran los culpables de tal fenómeno. Por ello, decidieron exiliar a Eir de Hoelbrak, hasta que no reuniese un auténtico grupo de combate y acabase con el Dragonspawn. De esta forma, el equipo partió deprimido y derrotado de allí.

Por otra parte, tenemos a los tres miembros restantes. Logan lideraba un escuadrón de soldados en una misión contra los charr. Rytlock lideraba un escuadrón de soldados que se cruza con el de Logan. Como era de esperar, las hostilidades comienzan y empieza un juego del gato y del ratón. Llega un momento en el que ambos grupos deben luchar por fin, pero en mitad del combate, aparecen varios invitados inesperados. Destructores emergen para atacar a todo lo que se mueve y un grupo de ogros que patrullaba la zona ataca a su vez. Charr y humanos logran rechazar el ataque haciendo un frente común, pero al final solo hay dos supervivientes, Logan y Rytlock. Caithe, que se encontraba en la zona estudiando los ataques de los destructores en la zona, aparece cuando los otros dos estaban quemando los cuerpos de sus camaradas. Les advierte de que sólo han logrado rechazar la amenaza temporalmente, puesto que están en pleno territorio ogro, y los devoradores están más activos que nunca. En efecto, poco después, otro grupo de devoradores, atraídos por el fuego, se aproxima a donde estaban, por lo que los 3 deciden huir de allí.    

Destructores

Tras varios problemas y más encuentros con ogros y destructores, nuestros aventureros cruzan una antigua puerta asura enterrada en unas antiguas ruinas y acaban llegando a Arco del León, donde cada uno podría ir a su ciudad de origen. Una vez allí, se dirigían a las puertas asura cuando Caithe siente algo que le impulsa a investigar. Logan y Rytlock la siguen para no perderla de vista, y acaban en la arena de la ciudad, donde se estaban realizando peleas entre animales y hombres. Un gran guerrero estaba luchando contra un oso herido, su dolor es lo que Caithe había sentido. Incapaz de ver algo así sin hacer nada, la sylvari salta a la arena para ayudar al oso. Ello desencadena en una lucha entre nuestros 3 amigos y los luchadores de la arena, la cual, como era de esperar, va muy mal para ellos. Cuando todos los luchadores yacen heridos o muertos en el suelo, deciden marcharse de allí y dirigirse de nuevo a las puertas asura. Pero hay un problema, Logan no piensa dejar ir a Rytlock con la espada de Rurik en su poder, puesto que cree que es un legado humano que debe estar en Linde de la Divinidad. Se enzarzan en una pelea muy a su pesar, puesto que se empiezan a caer bien. Pero antes de que las cosas pasasen a mayores, aparece la guardia de la ciudad y detiene a los 3 por sus acciones en la arena. Acaban en un calabozo con una condena económica que no pueden pagar. Por ello, se ven obligados a luchar en la arena como un grupo llamado Filo de Acero. Ahí pasarán luchando semanas para acumular dinero y poder pagar su libertad.

Arco del León

Y ahí es donde los encuentran Eir y los asura. Como para volver a Hoelbrak necesitaba acabar con el Dragonspawn y necesitaba buenos luchadores, ese grupo (ahora se hacían llamar Dragonspawn’s Destiny) se dirigió a Arco del León para contratar los mercenarios más duros que encontrasen. Les llegaron rumores de que había un extraordinario grupo de luchadores en la arena, que no habían perdido un combate desde que llegaron allí, por lo que decidieron ir a observarlos. Encantados con lo que vieron, preguntaron cómo podrían liberarlos, para lo cual tendrían que pagar su fianza. Como no tenían tanto dinero, propusieron lo siguiente: un combate entre ambos grupos, y si ganaba el de Eir, ganarían la libertad del otro. 

Poco después, el combate fue organizado. Fue uno de los mejores combates que esa arena había visto. La inteligencia del grupo de Eir superó la habilidad de combate del otro grupo. Utilizando un golem creado con la arena del terreno de combate, los poderes elementales de Zojja y las habilidades tácticas de Eir, consiguieron dominar a los otros tres luchadores, que a pesar de luchar con gran habilidad, acabaron atrapados en la arena del golem. De esta forma, Eir y los asura consiguieron la ayuda de los otros 3 aventureros. Nacía Filo del Destino. 

Ahí comenzarían las aventuras del más famoso grupo de luchadores de la actualidad. En siguientes entregas comentaremos varias de estas aventuras.

En los libros está el conocimiento, y el conocimiento es un arma más fuerte que cualquier espada.

Ryana Ragnos

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Einholtenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión visitando el hilo de la sección, haciendo clic aquí.