El llamado Mar de Cristal Parte 1

Día 244 del mes del Vástago 1.330 d. É.

Muchos son los rincones que aún quedan por descubrir en Tyria. Ni siquiera tenemos que cambiar de continente e ir a tierras lejanas como Elona o Cantha para descubrir lugares que encierran misterios únicos. Aunque lejos, muchos son los sitios que podemos visitar y de los que de momento la información que tenemos es escasa dados los acontecimientos ocurridos en nuestros días, o que sencillamente se han perdido en los anales del tiempo, debido a los acontecimientos ocurridos en el lejano pasado.

Hace años se podía viajar a las tierras más próximas a Elona, igual que podía viajarse a Cantha. Ambos continentes estaban separados del continente de Tyria pero el viaje era posible en barco. Con el despertar de Zhaitan y el de Kralkatorrik, el paso a Elona quedó completamente inutilizado y las tierras que deberían estar más cerca y accesibles quedaron olvidadas a su suerte. Pero esto no siempre fue así.

Aunque Elona no deja de ser un continente a parte del de Tyria, ambos vieron la llegada de los humanos prácticamente a la vez y ambos compartimos una zona común: El llamado Mar de Cristal.

La historia y las leyendas sobre esta zona son muy amplias. La leyenda decía que antaño, el que acabara convirtiéndose en el Desierto de Cristal era un extenso y próspero mar (¿quizás interior o un gran lago?) por el que podía navegarse. Es difícil pensar en este lugar hoy árido, como en una extensión de agua ahora que nuestra historia más reciente ha contemplado estos lugares áridos y secos.

Mapa

Pero mientras todo esto ocurría, los Reyes Primigenios avanzaron en sus conquistas del ahora nuevo terreno, y añadieron a su territorio nuevas tierras. La vida sigue, aunque la magia ahora sólo fuera una brizna de lo que fue antaño. Su civilización era fructífera, crearon grandes ciudades, grandes tumbas para sus reyes y una guardia de élite que acabó siendo conocida como Los Lanceros del Sol y que mantuvo la paz en la zona, sobre todo tratando de mantener bajo control a los Corsarios, humanos provenientes de Tyria que buscaban hacer negocio y enriquecerse creando un fructífero comercio entre los dos continentes.

Entonces la desgracia cayó sobre los Reyes Primigenios. Una terrible plaga, conocida como la Plaga de los Escarabajos, asolo Istan y ésta no distinguía entre estirpes, ni tampoco entre ricos y pobres. Los Lanceros Del Sol evacuaron Istan, y alcanzaron el continente con los supervivientes, pero los reyes habían muerto, Elona se quedó prácticamente sin descendientes y no pudieron volver a reinar hasta que la terrible plaga acabó. Por desgracia, el reino, aunque se estabilizó no terminó de asentarse y comenzaron entonces las disputas entre los que aseguraban ser herederos de los antiguos reyes antes de la plaga, y los que ascendieron al trono tras ella.

Tras la guerra por el trono, Elona acabó dividida en tres provincias aliadas: Istan, Kourna y Vabbi. El otro gran terreno de esta zona es conocido como La Desolación. Pero allí la vida humana es prácticamente imposible siendo su señor Palawa Joko, un nigromante de gran poder que mantiene a su ejército en su Palacio de Huesos. Pero otro lugar de esta región fue localizado y abierto por un mago arcanista que con sus habilidades logró llegar a la Niebla estando vivo y no muerto. Gracias a él, se abrieron portales a lugares como El Inframundo, la Fisura de la Aflicción o la Grieta del Tormento, así como la Sala de los Héroes, lugar al que sólo llegan los héroes legendarios de Tyria.

Con una paz y armonía más o menos estable entre las tres provincias, un día Palawa Joko se alzó en su territorio y lanzó sus ejércitos contra la región más cercana: Vabbi. Comenzaba así su pugna por conquistar más regiones, poniendo su vista en el siguiente territorio: Kourna y siendo conocido como El Azote de Vabbi debido a sus terribles victorias en toda esta región pretendiendo repetir sus conquistas en la región contigua.

Sólo con la llegada de Turai Ossa que fuera en su día miembro de los Lanceros del Sol y que logró reunir a un ejército de las diferentes provincias, se logró detener a Joko. Venció en una última batalla definitiva en la que la inteligencia de Ossa con muchas menos tropas se impuso sobre el propio Joko venciéndole. El enfrentamiento se produjo en la región al norte de Kourna conocida como Jahai, ese día, el Azote de Vabbi y Señor de los Muertos cayó herido gravemente ante la espada y el escudo de Turai Ossa.

Tras estos acontecimientos, el ahora de nuevo pueblo libre de Elona con sus tres provincias libres también de Palawa Joko, coronaron a Turai Ossa como rey para que les gobernara. Palawa Joko fue encerrado en una tumba sellada y vigilada por la Orden de los Susurros que el propio Turai fundó para este menester. La tumba del Azote de Vabbi jamás debería ser abierta y debería mantenerse sellada para evitar que, dada su profesión de nigromante, pudiera volver a tener algún tipo de control sobre los muertos y por ello, también sobre los vivos.

La paz regresó a tierras de Elona, y cuando Turai le cedió el trono a su hijo Kunai, optó por viajar al norte, cruzar La Desolación y peregrinar en busca de su obsesión principal: lograr la Ascensión. Este estado, según la leyenda, te permite estar en comunión con los dioses y poder viajar por la Niebla pudiendo alcanzar así la Sala de los Héroes. Su viaje le llevó muy al norte a tierras entonces ocupadas por Los Olvidados, que abandonaran el continente de Tyria para permanecer allí alejados de todo y de todos. Y fue en esta zona del Desierto de Cristal donde fundó la ciudad de Elonia, lugar en el que construyó también el Templo de las Ascensión y dentro de él el Trono de Pellentia desde el que pretendía alcanzarla con el favor de los dioses, su ansiado estado, ante sus grandes hazañas. Para lograrlo, trató entonces de poner en el trono un Cristal de Visión.

Por desgracia, lo único que consiguió fue ser conocedor de qué debía hacerse para alcanzar el estado de la Ascensión, porque el desierto allí era implacable y dado que atacó a Los Olvidados que aún quedaban en la zona, creó un conflicto que acabó con su muerte. Turai Ossa jamás logró su sueño, pero tras él otros lo intentaron: desde algunos Ascalonianos, hasta los llamados Buscadores. Y todos vieron al fantasma de Turai Ossa que les proporcionó su ayuda para alcanzar la Ascensión y con ello incluso algunos llegar a La Sala de los Héroes.

Salón del Ascenso

Kenden Baruch

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Amaunetenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión...

Log in to comment

Avatar de Amaunet
Amaunet respondió el tema: #444 20 Feb 2016 16:41
Vaya... Muchísimas gracias por tus comentarios. Nunca pensé que llevar a papel (o a blog o a colaboración en Baruch Bay) mi experiencia, y mi "aventura" en Tyria llegara a otros. Creo como tu (y seguro no somos los unicos) que Anet tiene una gran historia... una que podría dar mucho más de sí, pero sin duda una muy buena. Creo, que bueno, aún así... en cierta forma cada uno de nosotros hace posible tambien esta historia: Como la vivimos, la disfrutamos y sobre todo, como la compartimos.
Espero de corazón que el resto de lo que haga aquí en Baruch Bay o en mi propio blog siga a la altura. Por ti, por supuesto, y por todos aquellos que queréis y disfrutáis Guild Wars tanto como yo. Sólo por eso merece la pena.
Gracias de nuevo por tus comentarios ^^
Avatar de Lorea
Lorea respondió el tema: #443 20 Feb 2016 15:31
Acabo de descubrir este espacio gracias al Reddit, y tengo que decirte que me encanta el trabajo que haces (●♡∀♡))ヾ☆*。 . He leído ya otras cosas tuyas, de tu blog principalmente, aunque el sistema de wordpress y yo nos llevamos mal. Pero todo lo que sea historia de GW2 me atrae mucho, soy de la oponión de que Anet no aprovecha el gran mundo que tiene.

En fin, solo quería decirte que me encanta como elaboras el contenido a través de tus personajes y el cuidado que pones en lo que escribes. ¡Sigue así! Aquí tienes una fan que está siguiendo tu trabajo (๑˃̵ᴗ˂̵)و