Semana 95

Diario de Guerra #09/11-17: "True colors..."

Mientras deleito mis oídos con el ritmo de "Lone Digger" y lamentando no poder disfrutar del Guild Wars 2 por motivos familiares, mis pensamientos no dejan de darle vueltas a algunos aspectos del juego. Esta sensación se acentúa tras un pequeño episodio... no, más bien una anécdota... acontecido el sábado. Pido una pizca de indulgencia al lector al respecto, pues enseguida comprenderá mis palabras.

Bien, este sábado por la mañana bajé a realizar unas compras. Ante mi asombro, un grupo de personas estaban casi apiñadas delante de la entrada del edificio, móviles en mano, comentando entre ellos algo relacionado con su actividad. Mi curiosidad me pudo, y sin vergüenza alguna, me acerqué a una de esas personas -que ya marchaba a su vehículo- para preguntarle educadamente el motivo de aquella inesperada reunión, pese a que mi intuición ya me daba algunas pistas. Con una amplia sonrisa, como si mi pregunta no le cogiera por sorpresa, me respondió con un "estábamos jugando al Pokemon Go". Mi intuición no me había engañado, y se confirmaba la sospecha: eran un grupo de frikis de diversas edades que compartían un rato de diversión con su pasatiempo favorito.

Aquella expresión de dicha, el amistoso compañerismo, el buen ambiente entre ellos... todo ello me resultaba reconfortante y nada sorprendente, dado que un juego precisamente busca objetivos así. Y sin embargo, un ligero hormigueo acechaba entre mis pensamientos, hasta que se convirtió en una duda en toda regla.

¿Por qué ese ambiente era tan complicado de encontrar en el entorno de Mundo?

Aunque es evidente que un juego como el Pokemon Go no comparte la misma naturaleza que el GW2 en cuanto al entorno de Mundo se entiende -después de todo, el Pokemon Go no es competitivo, sino cooperativo-, no dejan de compartir el mismo fondo, el mismo objetivo: divertir.

El lector estará preguntándose por qué retomo este tema, ya tratado en el pasado en esta sección. Resulta evidente que todo juego que incluye la competitividad tiende a sacar un cierto "lado oscuro" en los jugadores, en mayor o menor medida, y es debido a la propia naturaleza humana. Pero lo que se vive en el Guild Wars 2, y en especial en Mundo, ya cruza la frágil línea roja entre espíritu competitivo y la más chabacana esencia que uno puede hallar.

Y es que la actitud que nos encontramos en las últimas semanas por parte de servidores como Vabbi, Picosescalofriantes o Gandara demuestra que la categoría moral y educación demostrada por sus integrantes deja mucho que desear. La práctica del susurro al enemigo para lanzar el insulto fácil se ha convertido en algo lamentablemente habitual, y comienza a resultar tedioso el tener que bloquear una y otra vez al exaltado de turno al que le fastidia cierta build, al que cazan por sorpresa o al que le sale el tiro por la culata al intentar algún truco sucio.

No entiendo por qué la gente tiene esa actitud, honestamente. Ya es malo que nieguen la mayor -que son los servidores más blobbers que hay en la actualidad-, pero que encima se comporten como verdaderos hooligans de baja estofa, es algo en lo que pensar seriamente. Tanto da que sean miembros de clanes de alta reputación, que sean los mejores jugando ciertas profesiones... sin educación, su habilidad queda eclipsada por sus rebuznos.

No son los únicos que quedan en evidencia, per se. McKenna también, pues sus palabras de hace varios meses acerca de Baruch han quedado como una perenne anécdota; si fuera vidente, se habría convertido en la Bruja Lola de Guild Wars 2 por abrumadora antonomasia. Y es que Baruch, con sus defectos y virtudes, coquetea claramente con el Top 1 en la clasificación, algo que hace rechinar los dientes de extraños y propios; sí, menciono a propios también, porque parece que hay gente en Baruch a la que le revienta que el servidor no sólo siga en la zona alta, sino que alcance la cúspide de la pirámide.

El "zasca" es sonoro, contundente y divertido.

WvW

¿Te interesa Mundo Contra Mundo? si quieres puedes contactar directamente con Sehayenviándole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión.

Log in to comment

Avatar de Sehay
Sehay respondió el tema: #606 17 Abr 2016 15:36
Desde la humildad de este colaborador, gracias, Kitty.

La intención al exponer mi opinión en Crónicas de Baruch es remover conciencias, ofrecer una visión diferente desde la independencia y la objetividad que ser random me ofrece. Sin salseo, sin enfrentamiento bronco. Únicamente, mi punto de vista.
Avatar de Kitty
Kitty respondió el tema: #605 17 Abr 2016 11:06
Gracias por las Crónicas, Sehay. Muy interesantes, de verdad.

Un saludo
Avatar de Sehay
Sehay respondió el tema: #508 10 Mar 2016 15:53
Fe de Erratas:

- Por algún extraño motivo, en la Crónica de la 8ª Semana, mencioné a Dalzone perteneciendo a Ribera, cuando en realidad era Druckwelle a quien me refería (clan ribereño al que he visto más de una mañana y de dos dando la paliza, junto con algunos BDG, en nuestra frontera). Corrijo pues la errata pertinente.
Avatar de Sehay
Sehay respondió el tema: #423 13 Feb 2016 22:53
Gracias por la bienvenida, así como la confianza mostrada al ofrecerme esta sección. Haré lo posible porque sea lo que se espera de ella. :)