Semana 78

"Cuando veas a las ratas saltar del barco, ponte a rezar al Altísimo..."

Rivales en la semana 52: Kodash y Piken/Fisura de Woe.

A la espera del parche correspondiente, con el que se cerrará la temporada de sPvP, la llegada del Año Nuevo Lunar y el cambio de puntuación al 5-4-3 -entre otras sorpresas de las que no sabemos nada, como es habitual-, el tema de los problemas subyacentes del entorno de Mundo contra Mundo sigue candente. A pocos se les escapa ya que el problema del "bandwagonismo", junto con la carencia de un objetivo más allá de las tortas y un cada vez más escaso interés por parte de los jugadores nuevos por unos beneficios que no compensan el esfuerzo, está llevando al entorno a un abandono cada día mayor. Ver servidores "padre" que están más vacíos que los servidores "apadrinados" es una señal inequívoca de lo equivocados que están quienes practican este compadreo barriobajero, bajo la excusa del "follow the leader" que algunos argumentan como explicación. No hay explicación ni excusa que valga, pues ahora, más que nunca, ha quedado claramente demostrado uno de los problemas que siempre han mantenido el entorno con una salud envenenada en su raíz. La hipocresía del que defiende el LWS sólo sirve para actuar de abogado del diablo sin más necesidad que la propia para auto-justificarse en su indolente perfidia, y las viejas mentiras que se esgrimían antaño ya no se las cree ni el tonto del pueblo.

La venda ha caído para muchos que no eran ciegos, sino que no querían ver la verdad.

La cuestión, sin embargo, sigue siendo la misma de siempre: ¿qué hará el amigo McKenna para solucionarlo? Muchos son los que han levantado la voz contra el LWS ya, pero a ésos se les sigue sin haber escuchado, dado que no se ha tomado una sola medida para luchar contra la lacra del "bandwagonismo"; tampoco se han escuchado otras sugerencias, como los cambios que el mapa desértico necesita imperiosamente para devolver -o dar, en su caso- una importancia real a estructuras que se mantienen en solitarios islotes, ignorados por casi todos, y retocar algunas de esas mejoras que se incorporaron al entorno (como los globos sonda, el upgradeado de las estructuras en modo automático, etc).

En definitiva, se sigue sin escuchar lo que debería ser prioritario, pero se presta oídos a absurdos y necedades que sólo hunden más el entorno.

Todo esto deriva en enfrentamientos descafeinados y con -cada día más- dispares franjas temporales de actividad. O te encuentras con servidores que se han visto despoblados de la noche a la mañana, o con servidores que reciben un ridículo incremento de población digno de un criadero de conejos. Y uno no puede evitar preguntarse, ¿dónde quedó aquello de juntar los servidores "apadrinados" más poblados con los servers en el T1 para que la actividad fuera 24/7? Porque los números no acompañan en absoluto a los argumentos esgrimidos no hace tanto: sólo hace falta ver el historial de puntos en cada matchup para darse cuenta del absoluto descontrol que existe en la tabla, ¡y eso contando con que las últimas semanas han estado marcadas por el 2-1-1!  Seguramente ahora se esgrimirá el "donde dije digo, dije Diego" para salir al paso de este asunto, algo ya habitual.

Los machups están tan descompensados que no es de extrañar que la desazón pueda al más pintado, y es que cada día hay más argumentos para no jugar en el entorno, que para hacerlo. Sólo el compadreo y el buen ambiente animan a unos cuantos a seguir adelante, como ocurre en Baruch, por aquello de echar unas risas y pasar un buen rato entre los amigos... pero hay veces que ni eso ayuda a animarse. Cada semana que pasa, el entorno se parece más al tema "Dónde estás corazón" de Shakira... lo cual no es precisamente optimista.


Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión visitando el hilo de la sección, haciendo clic aquí.

¿Te interesa Mundo Contra Mundo? si quieres puedes contactar directamente con Sehay, enviándole un mensaje privado.