Los señores de Ascalon

Por Kenden B. Día 121 del mes del Fénix 1.331 d. É.

Aunque muchas son las leyendas que envuelven a la raza charr la mayoría forman parte de la historia más reciente, quizás porque precisamente su historia está sujeta a la supervivencia desde el momento en que los humanos aparecieron en Tyria.

Antes de que esto ocurriera, los Charr eran los amos de Ascalon, y como raza consagrada y antigua de este mundo, eran guiados por chamanes y estaban liderados a su vez por un líder superior que era como el dirigente más alto de todos los Charr.

Este dirigente era conocido como el Khan-Ur. Y aquí es donde la historia con el mito, se mezclan. El Khan-Ur, era el título más alto del líder de todos los Charr por ser poseedor de un artefacto mágico que lo diferenciaba. Este artefacto mágico era conocido como la Garra de Khan-Ur y no cualquier charr podía portarla. Por ese motivo, los hijos del Khan-Ur, eran nombrados imperators, y estaban avocados a tener que sustituir a su padre como líder porque sólo ellos podían usar esta arma y por ello dirigir a los de su raza. Para decidir quién era de entre sus hijos el que se proclamaría Khan-Ur luchaban entre ellos.

Sólo uno se alzaba con esta arma, y al usarla era reconocido como líder de todos. La Garra de Khan-Ur era una cuchilla cuádruple, que el Charr sujetaba por su centro. Tenía dos cuchillas letales a un lado, y otras dos al otro. Cada una de estas representaba a un hijo de Khan-Ur.

Curiosamente, la historia y el paso del tiempo hizo que los Charr dejaran de mencionar el nombre real del Khan-Ur como líder. En cierta forma, este líder mantenía únidos a todos los de su raza en una y esto era así hasta la llegada de los humanos a Tyria. Con este acontecimiento, todo cambió.

Durante la época del éxodo de los dioses, los humanos se habían extendido mucho por Tyria. Hay que recordar que los dioses optaron por irse de Tyria cuando, tras haber entregado la magia a todas las razas, aquello sólo produjo la guerra entre ellas. Tras despojarles de ese poder por completo, los dioses se marcharon, pero dejaron a Tyria envuelta en problemas producidos precisamente por esta acción.

Los humanos, asesinaron al Khan-Ur en este momento. Y sus cuatro hijos fundaron las cuatro Altas Legiones esperando así organizarse para acabar con sus opresores. La Legión de la Llama (conocida en la antigüedad también como Legión del Oro), la Legión del Hierro, la Legión de la Ceniza y la Legión de la Sangre. En principio ninguna sobresalía sobre las demás y cada una de ellas era dirigida por un imperator, que se decía era descendiente directo de los Khan-Ur.

En el año 1.090 después del Éxodo y con la Legión de la Llama asediando la ciudad de Ascalon siendo dirigidos por el líder de esta Legión, esperaba dar un golpe final a los humanos y por fin acabar con ellos, tomar de nuevo Ascalon y tras tal heroicidad, ser nombrado el nuevo Khan-Ur de los suyos. Con este plan en mente, el imperator llamó a sus Fireshadows, un grupo de élite capaz de infiltrarse y desmantelar las defensas del enemigo. Les dio una misión: asesinar al Rey Adelbern. Si lograban su objetivo, los humanos perderían a su líder, se verían incapaces de defenderse y arrasaría con todos ellos.

De esta forma, Frye Ardefuego líder de los Fireshadows se infiltró junto a su grupo por la noche, llegando a los aposentos del rey para asesinarlo. Pero nunca lo encontraron. Lo que descubrieron es que los propios sirvientes del rey habían visto a su señor perder la cabeza asegurando que no permitiría que los Charr vencieran, y por ello, había decidido usar la magia de su espada para impedirlo. Pero usar la magia de una espada tan poderosa podría acarrear condiciones devastadoras. Quizás todos murieran, pero de esa forma y tras ese sacrificio, Ascalon sobreviviría.

Y precisamente esto fue lo que ocurrió. Cuando Fyre regresó junto al imperator para contarle lo que había averiguado, que el Rey Hechicero estaba dispuesto a acabar con todo antes que rendirse usando para ello su espada Magdaer, gemela de Sohothin la que portara su hijo Rurik, y desatar así su poder, el Imperator no hizo caso. Optó por arrestar al grupo de Fyre atándolo a estacas para que contemplaran desde allí sin participar, de como él y su legión acabarían definitivamente con los humanos.

Pero lo que contemplaron fue como el Rey Hechicero desataba el Fuegostil con su espada, y la onda expansiva alcanzó a todo aquel que estaba allí convirtiéndolos en fantasma para toda la eternidad. En ese momento, en ese lugar, la Garra de Khan-Ur se perdió porque el Rey Adelbern, ahora como un fantasma, tomó la garra de Khan-Ur y la encerró en una bóveda debajo del Corazón del Fuegostil.

Los Charr no ganaron la guerra, tampoco los humanos, y el tiempo se detuvo en estas tierras, y la poderosa arma quedó perdida durante años.

Aquella decisión del imperator de la Legión de la Llama, llevó a la guerra entre las propios Charr y el resto de legiones, que dejaron de ver a esta legión como superior, y quisieron alzarse entre ellas. Ahora que la Garra de Khan-Ur había desaparecido, cualquiera de estas legiones podía tratar de liderar a los suyos, con un único objetivo, luchar contra los humanos.

Con el despertar de los Dragones Ancianos todo cambio de nuevo. Ya no era sólo la lucha interna que pudiera haber entre humanos y Charr, ahora había un mal mayor que podía acabar con todos ellos. 

Los Charr y sus cuatro Altas Legiones estaban realmente divididos entre ellos mismos, tratando de liderar regiones diferentes de Ascalon. Mientras la Legión del Hierro controlaba Ascalon, las tierras al este de aquí y la zona más allá de las Montañas Crestinferno estaban bajo el control de la Legión de la Sangre, que había sido expulsada a su vez de la zona norte por la Legión de la Llama. Por su parte, la Legión de la Ceniza, como buenos espías se mantenían repartidos entre todas ellas. Toda esta desunión en realidad sólo les hacía más débiles. Pero en el fondo, no dejaban tampoco de ser una amenaza constante para los humanos, ahora desplazados a Kryta y tratando de evitar confrontaciones en Ascalon con los Charr intentando convencerles para que olvidaran viejas rencillas y se unieran al resto de razas de Tyria para luchar contra los Dragones Ancianos.

Por esa razón, para intentar mantener la paz entre los Charr, las Altas Legiones que eran incapaces realmente de trabajar juntas y los humanos de Kryta, la ya entonces creara Orden de la Vigilia eligió a un equipo para recuperar el arma Charr de la antigua ciudad de Ascalon donde había sido vista por última vez. Se llegó a un acuerdo: si la garra era encontrada, sería entregada a Smodur, el Inflexible, líder de la Legión del Hierro como parte de un tratado de paz entre ambas razas.

Y precisamente eso fue lo que hizo Dougal Keane en el 1.324 después del Éxodo. Este ladrón y hoy famoso aventurero humano, ayudado por su pequeño clan logró recuperar la Garra de Khan-Ur lo que permitió que el tratado de paz fuera real y de acabar con el conflicto entre su raza y la de los Charr. Tras entregar el objeto a Smodur, el preciado objeto hoy se guarda en el Núcleo del Imperator, en la Ciudadela Negra y para recordar aquella aventura, Dougal escribió un tratado sobre ella y sus descubrimientos titulado: "Fantasmas de Ascalon".

Dougal es hoy el líder de la Iniciativa, y podrás encontrarlo en el Cuartel General de la Iniciativa en Arco de León. Quizás tenga tiempo de contarte su aventura porque sin duda... es una gran historia.

Citadel

Kenden Baruch

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Amaunetenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión...

Log in to comment

Avatar de Amaunet
Amaunet respondió el tema: #444 20 Feb 2016 16:41
Vaya... Muchísimas gracias por tus comentarios. Nunca pensé que llevar a papel (o a blog o a colaboración en Baruch Bay) mi experiencia, y mi "aventura" en Tyria llegara a otros. Creo como tu (y seguro no somos los unicos) que Anet tiene una gran historia... una que podría dar mucho más de sí, pero sin duda una muy buena. Creo, que bueno, aún así... en cierta forma cada uno de nosotros hace posible tambien esta historia: Como la vivimos, la disfrutamos y sobre todo, como la compartimos.
Espero de corazón que el resto de lo que haga aquí en Baruch Bay o en mi propio blog siga a la altura. Por ti, por supuesto, y por todos aquellos que queréis y disfrutáis Guild Wars tanto como yo. Sólo por eso merece la pena.
Gracias de nuevo por tus comentarios ^^
Avatar de Lorea
Lorea respondió el tema: #443 20 Feb 2016 15:31
Acabo de descubrir este espacio gracias al Reddit, y tengo que decirte que me encanta el trabajo que haces (●♡∀♡))ヾ☆*。 . He leído ya otras cosas tuyas, de tu blog principalmente, aunque el sistema de wordpress y yo nos llevamos mal. Pero todo lo que sea historia de GW2 me atrae mucho, soy de la oponión de que Anet no aprovecha el gran mundo que tiene.

En fin, solo quería decirte que me encanta como elaboras el contenido a través de tus personajes y el cuidado que pones en lo que escribes. ¡Sigue así! Aquí tienes una fan que está siguiendo tu trabajo (๑˃̵ᴗ˂̵)و