Bienvenidos refugiados

"Bless Online is the best 'marketing campaign' GW2 has had in awhile"

- Oye, que estaba yo pensando ¿Y si Capitán América lanza su escudo, como un proyectil que...

- Si hombre, ¿alguna otra estupidez? podría rebotar unas tantas veces antes de volver a él. ¡Y también querrás que perjure de su amada América! Anda que…, tira, tira, que no quiero verte. Becarios…

Oh, cuantos buenos ratos en papel y celuloide, Steve Rogers.

Desde mi primera aproximación a Marvel, Capitán América y Gambito me ganaron. Escudo y manos ligeras, siempre ha sido una dualidad que me ha atraído y que a la vez se ha contrapuesto: guardián y ladrón en Guild Wars; pícaro y paladín en Dungeons & Dragons; estoicidad y pillería. Pero si solo hubieran quedado en eso, terminaría siendo muy aburrido.

Ahí entran los contrates de personalidad, la versatilidad de lo ya conocido. El ladrón que se cuestiona su rol, el lugar dentro del orden o del caos para un ratero sin parangón. El escudo estrellado que revota en ricochet, símbolo de libertad, y de un país del cual poco a poco se avergüenza y con el cual deja de sentirse identificado.

Arquetipos tan básicos como clásicos, de cánones repetidos y reutilizados en los cuales se decide profundizar, indagar en sus motivos y en sus disquisiciones morales, éticas, sociales, políticas...

Pero si a día de hoy, decidieran crear un nuevo Capitán América (al que me ataño pues es más icónico y conocido a día de hoy), un adalid de principios que se dirimen entre lo que es, sirve y siente, seguramente, sería un fracaso. Tipos con escudo, héroes de legalidad y bondad ‘paladinesca’, soldados genéticamente mejorados existirán (uno por saga me atrevería a decir pues es repetido entre lo recurrente), pero si intentan ser todo eso a imagen y semejanza del original, fracasarán.

Ese mismo fracaso es lo que Bless Online ha sufrido en sus carnes. Os pongo en antecedentes.

El pasado 28 de mayo fue lanzado Bless Online, la nueva promesa dentro de los MMORPG. Frescura, variedad y libertad. El tren, navío bucanero o diligencia sin frenos del hype no ha podido ser mayor, acorde a lo que prometió ser. En este punto, es importante recordar que de cada dos estrenos en cuanto a MMORPG se refiere, tres son un fracaso, si no un caos o como poco, decepcionante. Los primeros días dentro de la Tyria de Guild Wars 2, eran frustrantes a muchos niveles, injuzgable por momentos. Bless Online no ha sido diferente, más bien pareciera que se haya esforzado en agrupar todos esos fallos posibles y llevarlos hasta su culmen, convirtiendo sus servidores, la optimización o el propio balance en los Zhaitan y Mordrem de turno. Exploits, los precios de la tienda, parches que abrían boquetes en vez de cerrarlos y alguna que otra puntada de youtubers conocidos como TheLazyPeon, terminaron por provocar una avalancha de reembolso y huida en las librerías de Steam.

Siendo este un artículo dedicado a Gw2, como los tropecientos anteriores y los chorrocientos que espero que aun queden, me hace sentir como el fanboy que critica al enemigo, pues como buen español sé que, si no estás en mi barco, estás contra mí. Por lo que si te has sentido intrigado en Bless Online y estas son las primeras palabras (que lo dudo mucho) sobre él, no te las tomes muy en serio y pruébalo, que nadie se ha muerto por intentarlo. Bueno, yo un poco con Final Fantasy XIII.

A lo que iba, pese a sus fallos iniciales otros antes que Bless Online han sobrevivido pues cuenta con otras virtudes, apartado gráfico, historia personal y un sistema muy similar a nuestro querido Mundo contra Mundo. Sin embargo, todas ellas (exceptuando la gran, enorme, inconmensurable cantidad de furries diferentes que gracias a Ella no tenemos) son curiosamente similares a lo que ya conocemos en Tyria. Similares, iguales, incluso para las malas lenguas, un intento de copia o plagio.

Los aspectos parecidos entre Bless Online y Guild Wars 2 y el balance entre fallos y contenido a favor del retoño de Arenanet fueron desencadenantes para que aquella muchedumbre de jugadores infelices, fueran llegando a las costas de Tyria, con un pequeño fenómeno dentro del universo de los mmo, conocido como los “Bless Online refugees”. O con mucha mala leche:

“Showerthought: Bless Online is the best ‘marketing campaign’ GW2 has had in awhile”

Es cierto que Arenanet, no han hecho mucho por favorecer las cuentas del juego de Neowiz, armando una rápida campaña de bienvenida, asesoramiento y descuentos. Los fracasos de un bookah son oportunidades para un asura. Ahora sí que me siento mal por comparar a Guild Wars 2 con un asura.

Pero sin duda, la ventaja por parte de nuestra Tyria, ha sido la experiencia y recorrido que han jugado a su favor. ¿Para qué arriesgar en comer en este restaurante nuevo cuando este otro me ofrece lo mismo y mucho más?

Es donde cambio de tercio nuevamente y Steve Rogers entra en escena. Multitud de sagas crea su caballero blanco (decenas de ellas antes de que se hubiera gestado el personaje de Marvel), su héroe de moralidad incuestionable que comparten mucho con el capitán Rogers: el sentido del honor inquebrantable Sturm Brightblade de Dragonlance, el escudo Hyliano de Link, en cada uno de los Zelda, o el deber de Samus Aran. Únicos e inigualables, ninguno de ellos llegaría a ser el escudo de Marvel del mismo modo que este jamás podría sustituirlos a ellos.

Bless Online hace bien en crear en el mundo de los MMORPG, pero si intenta imitar paso a paso a quienes ya forjaron su camino, el pastel será demasiado pequeño para dos bocas. Y otros llevan años con los cubiertos en la mano. Guild Wars nació cuando World of Warcraft ya había cogido gran parte de la tarta, casi se podría decir que había cogido harina y azúcar de otros y había creado por primera vez la tarta. Su camino fue variar, diferenciarse y arriesgar. Guild Wars 2 fue la evolución de lo mismo, un sistema dinámico donde no solo cuenta la secuencia de teclado sino la habilidad del jugador, entre otras diferencias que los fans enumeramos con orgullo.

Neowiz cuenta con un bagaje nada despreciable que sin duda les hará reaccionar. Y de verdad que así lo espero, pues que una idea muera antes de comenzar sin haber recibido un par de oportunidades, me reconcome. Los cánones están para romperlos y hasta que ellos encuentren la herramienta, en Tyria seguiremos extendiendo la mano a aquellos confusos de mente y corazón engañado por el malvado barco del hype.

Bienvenidos refugiados.

dela

¿Quieres que nuestro Escriba opine sobre algun tema en concreto? contacta directamente con Delaenviándole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión.

Log in to comment

Avatar de Dela
Dela respondió el tema: #1675 23 Feb 2017 08:54
Recuerda que de pelusas, de pelusas hilvanadas, enmarañadas en parcos colores y sin lustre alguno se ceban nuevos cojines.

Mi forma de vivir por primera vez cada capítulo, es bastante similar a la tuya. Lo roleo solo o acompañado, en mi mente añado los fragmentos de diálogo que son más propios de mí, Dela el descendiente de aquel paragón de Elona, que del comandante del Pacto. Tengo por costumbre repetir cada capítulo un par de veces, casi siempre con Auri, ladrona brabucona, algo bebedora pero pura ternura y corazón junto a algún otro de mis aliados de bits: Eisenbear, ingeniero y alquimista peculiar, el guerrero sylvari cuya semilla brotó en arrojo y ardor o Drag, la maestra de elementos cuya única jerarquía de la que entiende es la de las Legiones...

Cada día lo digo y nunca lo hago, pero debería compartir mí ficha de personaje para que conocierais un poco mejor al devoto de Kormir de cuna noble y tez tostada por Elona. Del que tanto hablo y que paciente espera (Cada vez huele más el aire a rol).

Al final, como si de GW1 se tratase, veo a mi alter guardián amparado de uno o varios héroes nacidos bajo mi puño y letra. Sea pistola, escudo o kit, cada uno ofrece una nueva visión, capaces de cuestionarle el protagonismo de la trama (entiendo al comandante, al héroe como uno grupo, donde unas veces es "x" quien habla, y otras "z" la que actúa).

Pero al final, brabucona, noble y seguidor de la osa, terminan en el mismo punto. En este concreto en el que nos encontramos, sus rostros lucen confusión, retazos de engaño, pizcas de desdén en donde siempre cabe la esperanza de no haberse equivocado. Es sin duda, cuando ni siquiera dos de ellos consiguen un acuerdo, cuando yo vuelvo en mí, suelto G13 y ratón para aplaudir (metafóricamente, sino quedaría como un loco).

Cada uno roleamos un papel, un fragmento o una compleja trilogía de razas forjadas en elementos, pieles cerúleas y vestigios del pasado, pero cuando la trama no deja indiferente a ninguno de los actores. ¡Por Kormir que ha sido buena!

Solo nos queda esperar, especular con inquina y brindar con espumeante hidromiel omnom.
Avatar de Gawain Brightblade
Gawain Brightblade respondió el tema: #1666 22 Feb 2017 02:38
La última opinión sobre el capítulo de La Cabeza de la Serpiente y la comparativa sobre ser títeres del caos me ha encantado. Cuando jugué la historia desconecté todos los Chats y la jugué saboreándola junto a un compañero. Los dos íbamos de Caballeros, leales servidores, disciplinados, con una enorme venda en los ojos descargamos nuestra espada sobre lo que quiera que sea que amenaza el Orden en Tyria. Y escuchamos a la Reina, no un derrape, porque eso sería un error, una declaración total de intenciones, haciendo gala del canto de sirenas de la política, que como el que quita una mala hierba, para mantener bonito el jardín, habrá que ejecutar a quien haga falta.

Y en este tren nos montamos señores, y a toda velocidad, y llegamos a la ultima estación chirriando sobre los raíles, y nos dan esa jugosa información que es el hueso de oro para el perro fiel. Vaya información, y ahora que? ¿quién es el malo y el bueno? ¿Soy yo el feo?

GW2 puede tener algunos fallos, esa pelusa entre los cojines de los aciertos, pero una cosa es segura, sabe emocionarme, a mí y a quien vive el juego de forma intensa, llámese roleros, jugadores inmersivos, o réplicas de El Cortador de Césped.