La Plaga de Los Escarabajos

Por Kenden B. Día 182 del mes del Vástago 1.331 d. É.

Cuando los humanos llegaron a Tyria comenzaron a expandirse por toda ella y tuvieron por ello que convivir con otras razas o tener que compartir con ellas.

Dado que los humanos, según las leyendas, llegaron junto a los Seis Dioses que los acompañaron a Aguas Cartesianas de Orr, siendo este el primer lugar que vieron de Tyria, desde allí no les fue difícil ir al norte en su búsqueda de hogar en tierras Charr, pero también viajaron al sur esperando encontrar lugares donde asentarse.

Precisamente en su peregrinación hacia sur fue cuando alcanzaron las tierras de Elona. Tras poner pie por primera vez allí, fue la isla de Istan su primera parada. Y allí se asentaron, levantaron la Ciudad de Fahranur convirtiéndola en el lugar desde donde sus reyes y reinas gobernarían mientras sus súbditos seguían avanzando y creando nuevas ciudades en la isla.

Durante muchos años, la Dinastía de los Reyes Primigenios gobernó a sus habitantes. Y durante muchos años en los que los humanos fueron repoblando las islas de Istan, tuvieron que enfrentarse a una tierra hostil. A pesar de ello lograron asentarse. E incluso cuando alcanzaron el mar y vieron que al otro lado de éste había tierra, no dudaron en tratar de alcanzar la otra orilla abandonando las islas y llegando así a Kourna. Allí levantaron Gandara, y trataron de avanzar en estas tierras mucho más peligrosas aún que la isla de donde habían llegado por primera vez.

Kourna aunque hostil, estaba bañada por el río Elon, por lo que acabó siendo bautizado todo este continente como Elona, y su presencia permitió que acabará siendo un lugar propicio para sobrevivir.

Pero igual que durante años los Reyes Primigenios pudieron gobernar en paz, al final de una forma u otra el caos también alcanzó Elona. Y lo hizo desde el mismo momento en que desde la Ciudad de Arah en Orr, donde los Seis Dioses vivían, viendo que habían hecho bien trayendo consigo a la humanidad que ahora se expandía más allá de Tyria alcanzando otros continentes, decidieron regalar el don de la magia y lo hicieron para todas criaturas del planeta.

Y entonces el don que debía ser el que los llevara mucho más allá, acabó convirtiéndose en un gran problema. Los humanos y el resto de razas, debían usar la magia con responsabilidad y ser de ayuda para vivir en armonía unos con otros, pero acabó convirtiéndose en un problema de constantes disputas por tener más y más poder, y esto acabó trayendo las guerras entre clanes.

En Elona no fue distinto. También las guerras alcanzaron la zona, aunque de forma diferente a como lo hiciera en Tyria. Aun así, unas razas trataron de imponerse sobre otras, y algunos humanos quisieron someter a otros.

Y al final una terrible plaga que fuera conocida como La Plaga de Los Escarabajos acabó asolando la poblada isla de Istan llegando a acabar incluso con la Dinastías de los Reyes Primigenios. El mal alcanzó sin piedad a todo ser viviente, y los istanies que sobrevivieron, acabaron huyendo de las islas para tratar de refugiarse en el continente.

Palawa Joko fue precisamente uno de aquellos que buscó la guerra y el poder constantemente. Poco importó que la magia fuera dividida, nunca descansó ansiando ser el nigromante con mayor poder. Que se creara la Hematite, se dividiera en pedazos y acabara esparcida en trozos por Tyria no hizo que Joko no buscara la forma de acumular más poder buscando la forma de ser el señor de Elona. Por ello, luchó contra las naciones de Elona, conquistándolas una a una. Primero Vabbi, dado que era la región más cercana al lugar que había hecho su hogar, La Desolación. Sus ejércitos de muertos y criaturas alcanzaron Kourna también. Y allí, dispuesto a conquistarla se encontró con el ejército del héroe de Kourna Turai Ossa. La batalla definitiva se libró en los acantilados de Jahai. En este lugar fue donde Ossa y Joko se enfrentaron cara a cara y donde el llamado Azote de Vabbi perdió la guerra. Debido a su gran poder y que éste era mayor aún debido a su profesión de Nigromante, para evitar que volviera, su cuerpo fue encerrado bajo magia poderosa, en el desierto de Kourna y la Orden de los Susurros fue la encargada de impedir que nadie osara romper los sellos de su cárcel.

La paz regresó y así sería durante años. Las provincias buscaron orden entre ellas. Y el nombre de Joko no volvió a pronunciarse jamás.

El día en que el dios Abbadon, encerrado por el resto de dioses tras ser castigado por éstos, trató de escapar de su encierro usando con ello a una mortal, las cosas cambiaron.

Tras prometerle a Varesh Ossa la gloria, ésta no dudo en conjurar y luchar para su causa buscando la forma de traerlo en su forma, lo que conllevaría el Anochecer a Elona para siempre. Para poder detenerla a ella y a su propósito, los héroes de entonces debían poder alcanzar el lugar donde estaba encerrado, más allá de La Desolación. Cruzar estos territorios era imposible para un mortal y solo era posible usando la montura con forma de sierpe llamada Junundu. Pero esta solo obedecía a su señor, Palawa Joko. Por eso se decidió abrir los sellos de su tumba eterna y pedirle ayuda. Y ante aquello, el Azote de Vabbi no tuvo dudas: colaborar en este propósito.

Gracias a que pudieron usar la sierpe Junundu y alcanzaron el acceso a la Boca del Tormento al norte de Elona, tras vencer a Varesh Ossa antes de entrar, el grupo de héroes pudo luchar con el mismísimo Abaddon que fue derrotado. Pero para lograr vencer, la Mariscal Lancera del Sol Kormir dio su vida mortal absorbiendo el poder del dios y convirtiéndose con ello en diosa.

Aquella fue una gran victoria. Pero también fue una elección que traería consecuencias a futuro. Palawa Joko, al que debió liberarse de su cárcel para poder pedirle ayuda en la búsqueda de las sierpes Junundu que sirvieron para alcanzar el lugar de encierro del dios, ahora era libre. Aunque era débil y aunque le llevó tiempo recuperarse, optó primero por quedarse en sus antiguos dominios en La Desolación y desde allí se limitó a esperar su momento.

Cuando de nuevo fortalecido buscó la forma de ser el señor de Elona, pensó primero en cómo conseguirlo sin usar la fuerza. Cuando fue lo suficientemente poderoso de nuevo, no dudó un segundo en optar esta vez por la estrategia. Por ello, desvío el curso del río Elon haciéndolo fluir hacia su territorio y con ello llevó el hambre y la necesidad a sus enemigos que se vieron luchando débiles cuando sus ejércitos de muertos vivientes comenzaron de nuevo la conquista de territorios y al final acabaron capitulando bajo su control.

Y lo que no consiguiera antaño, se hizo realidad en ese momento. Ser el amo y señor de toda Elona.

Ahora sabemos que reinó durante mucho tiempo. Igual que sabemos que manipuló la historia a su antojo para parecer como salvador ante aquellos que ahora eran sus súbditos.

Dado que la comunicación entre Tyria y Elona se perdió debido al despertar del Dragón Anciano Zhaitan, dejando incomunicados a ambos continentes, la información allí quedo perdida, y Palawa Joko pudo aprovechar este motivo para su propio beneficio. Ahora sabemos que salvo la isla de Istan, el resto de Elona estuvo bajo su control en mayor o menor medida. Y su obsesión es tal que no tiene intención de dejar el poder. Su reino sigue bajo su yugo desde hace siglos, y sigue pretendiendo que así sea.

Y lo que un día acabó con prácticamente toda la vida en Elona, la Plaga de los Escarabajos, hoy es el arma que piensa usar para recuperar lo que cree suyo por derecho propio, con la diferencia esta vez, de que quiere usarla sólo contra los humanos. Sea como fuere, da igual que intenciones tenga, jamás permitiremos que eso ocurra.

palawa

Kenden Baruch

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Amaunetenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión...

Log in to comment

Avatar de Amaunet
Amaunet respondió el tema: #444 20 Feb 2016 16:41
Vaya... Muchísimas gracias por tus comentarios. Nunca pensé que llevar a papel (o a blog o a colaboración en Baruch Bay) mi experiencia, y mi "aventura" en Tyria llegara a otros. Creo como tu (y seguro no somos los unicos) que Anet tiene una gran historia... una que podría dar mucho más de sí, pero sin duda una muy buena. Creo, que bueno, aún así... en cierta forma cada uno de nosotros hace posible tambien esta historia: Como la vivimos, la disfrutamos y sobre todo, como la compartimos.
Espero de corazón que el resto de lo que haga aquí en Baruch Bay o en mi propio blog siga a la altura. Por ti, por supuesto, y por todos aquellos que queréis y disfrutáis Guild Wars tanto como yo. Sólo por eso merece la pena.
Gracias de nuevo por tus comentarios ^^
Avatar de Lorea
Lorea respondió el tema: #443 20 Feb 2016 15:31
Acabo de descubrir este espacio gracias al Reddit, y tengo que decirte que me encanta el trabajo que haces (●♡∀♡))ヾ☆*。 . He leído ya otras cosas tuyas, de tu blog principalmente, aunque el sistema de wordpress y yo nos llevamos mal. Pero todo lo que sea historia de GW2 me atrae mucho, soy de la oponión de que Anet no aprovecha el gran mundo que tiene.

En fin, solo quería decirte que me encanta como elaboras el contenido a través de tus personajes y el cuidado que pones en lo que escribes. ¡Sigue así! Aquí tienes una fan que está siguiendo tu trabajo (๑˃̵ᴗ˂̵)و