Semana 12

"Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él"

Matchup correspondiente a la 12ª semana de este año. Rivales: Kodash y Piken.

Baruch ha sufrido una de sus más dolorosas derrotas en un matchup en los últimos 5 meses. Esto es un hecho irrefutable, en el que han colaborado una serie de factores.

  1. El primer factor, el regreso del reset a los viernes, lo cual siempre ha sido un handicap para Baruch.
  2. El segundo factor, la falta de efectivos en varios horarios... en parte por factores ajenos -Semana Santa, juegos nuevos que han salido al mercado, vida social-, en parte por la desidia provocada por los rumores acerca del inminente parche de Abril en relación a Mundo contra Mundo.
  3. Tercer factor, pero no el menos importante, el evidente crecimiento de población de Piken, posiblemente propiciado por una masiva transferencia de gente de otros servidores. Al parecer, donde antes la moda era ir a Desolación y Seafarer para blobblear, ahora lo es Piken. Igual que le ha tocado a este servidor, le podría haber tocado a otro.

Ya el fin de semana se veía venir el mazo del dolor, con diferencias de 20-25k y sensaciones bastante negativas en cuanto a actitud y presencia. Resulta curioso que algunos que tanto pedían palos, de pronto se evaporasen de los mapas durante estas dos últimas semanas. ¿Quizá motivos para pensar mal? Qué duda cabe.

Para el lunes, las diferencias ya habían crecido hasta los 40k, y es que en más de una ocasión (y de dos) pude ver cómo el factor puntuación quedaba como meramente anecdótico, como un mito al que no se le da mayor importancia. Se buscaban los palos con insistencia, pero quedó evidente que las maneras adquiridas han acabado cayendo en el saco del olvido, y en lugar de reconocer la obsoleta mentalidad que ha reinado en el servidor al respecto de ciertas prácticas, se ha desempolvado el viejo mantra de "la culpa es de los randoms", amén del ya clásico "es que ArenaNet ha hecho una mapa de m*****". A 3 horas de cerrar el matchup, las diferencias son de 35k con respecto de Kodash y 70k con respecto de Piken. Bochornoso, se mire como se mire.

Vuelven, como digo, algunos viejos mantras como forma de escudarse, de esconder la realidad, de evadir la responsabilidad. Para colmo, una de las pocas confirmaciones de Mike O'Brien acerca del entorno -hablo del regreso de las Fronteras Alpinas-, no ayuda en absoluto. No me cansaré de repetirlo, y me perdonará el lector, pero es necesario: la culpa NO es del mapa desértico ni de sus mecánicas, sino de la actitud de los jugadores. Pero en esta ocasión, iré más allá, estimado lector: el evidente egoísmo de una parte de la comunidad internacional puede llevar al entierro absoluto del entorno. Se observa el regreso de las Alpinas como la panacea que curará todos los males, cuando hace ya un año quedó patente el hastío que provocaba -tras TRES años- el jugar una y otra vez en el mismo mapa, con los servidores jugando a lo mismo como atrapados en un estúpido Día de la Marmota. Aún más, había quienes aplaudían con las orejas y asentían con aire de aprobación.

Demos un paso más allá.

Lo que ocurre actualmente en Baruch no es sino la consecuencia de las decisiones y acciones del pasado. El continuo boicot hacia ciertas iniciativas pretendiendo actuar "en mor del bien común" por parte de algun@s "drama queens" son una de las causas de que el nivel de combate del servidor sea el que es, de que algunas praxis básicas -vigilancias, escoltas, etc- hayan quedado en el olvido y de que el interés del jugador casual -que NO random- haya decaído enormemente en el entorno. Por otro lado, los clanes en general siguen cayendo en el error de la "representación obligada", idea ya obsoleta desde que la representación no aporta nada a un clan, por no mencionar ese aire a sectarismo barato que a veces se desprende de ciertas opiniones por parte de miembros de clanes dedicados, con lo que los randoms mantenemos -porque SÍ, estimado lector, yo soy random y orgulloso de ello- más enrocada aún nuestra posición (ni que decir tiene que los casuales todavía más). Qué fue del respeto, no lo sé... pero algunos parece que nunca supieron el significado de esta palabra.

Lo peor de todo es que aún hay quienes piensan que su forma de ver Mundo contra Mundo es la correcta, pese a que los años han demostrado que su radicalizado pensamiento es erróneo. Que sus ataques a ciertas formas de pensar y de jugar no traen sino inútil controversia, sin aportar nada al servidor. En definitiva, que aunque lluevan meteoritos, broten ríos de sangre y las ranas cubran la tierra, el faraón seguirá ignorando los indicios.

Esta semana no haré la despedida habitual. Donde hace tres semanas había orgullo, hoy sólo hay cansancio y decepción. La actitud de la comunidad se ha deteriorado a pasos de gigante, sin necesidad de ello, y retornar a los viejos mantras no hará sino ahondar aún más en el abismo que tenemos a nuestros pies. De haberse hecho bien las cosas desde un principio, cuando Baruch tuvo una oportunidad de oro -o de plata, si recurrimos a la ironía del término-, posiblemente la salud del servidor en cuanto a Mundo contra Mundo se refiere, sería mucho mejor. O quizá no, pero eso es algo que ya nunca sabremos.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión visitando el hilo de la sección, haciendo clic aquí.

¿Te interesa Mundo Contra Mundo? si quieres puedes contactar directamente con Sehay, enviándole un mensaje privado.