El Buscador de la Llama

No todos los dragones en la historia de Tyria han sido una amenaza.

Por Kenden B. Día 275 del mes del Coloso 1.329 d. É.

En sí, los Dragones Antiguos aunque destructivos, poseen una habilidad que es necesaria para la existencia de la propia Tyria: consumen magia.

Por todos es sabido ya que cuando un dragón despierta es porque la magia en Tyria se ha desequilibrado. Al despertar, los dragones la consumen corrompiéndola. Esto es lo que hicieron en su día todos ellos, creando nuevas criaturas con esa magia corrompida: los Progerie para Jormag, los Resurgidos para Zaithan, los Mordrem de Mordremoth, los Destructores de Primordus, o los Marcados de Kralkatorrik.

Junto a ellos, han luchado dragones campeones de un tamaño menor a los Dragones Antiguos, pero no por ello menos temibles, y que suelen ser apodados como Campeones de Dragón. Tequalt es el ejemplo más claro al respecto, siendo un esbirro de Zaithan que aún sigue apareciendo en Pantano de las Centellas, y contra el que se lucha. Otro campeón de dragón es la Garra de Jormag, que hace lo propio en Estrechos de Gorjaescarcha, siendo un esbirro bajo el control del dragón de hielo. Y por supuesto, el Asolador, campeón del dragón de Kralkatorrik, que hace lo propio en Estepas Crestafulgurantes. Todos ellos forman parte de la lista de dragones que atacan ciertas zonas de Tyria en nombre de los Dragones Antiguos a los que sirven, siendo sus amos.

Con la caída de Zaithan y la de Mordremoth, la magia necesitó estabilizarse de nuevo, y eso es mucha magia para consumir. Distintas criaturas han absorbido este poder. Ahora sabemos que Jormag y Primordus también han despertado, y lo han hecho con parte de la energía consumida de los otros dos dragones caídos.

Kuunavang

De nuevo Tyria está en peligro.

Pero por primera vez en la historia de Tyria estamos ante algo totalmente nuevo que jamás había ocurrido antes. El nacimiento de un nuevo dragón.

A diferencia de sus congéneres, el nuevo dragón es joven. Y es parte del legado de otro dragón que en su día fuera aliado en contra de un Dragón Antiguo. La Dragona Campeona Glint, estuvo subyugada a Kralkatorrik y éste la tenía bajo su control como su campeona, siendo su tamaño no muy diferente al de los otros campeones de dragón que hoy conocemos. Pero tras liberarla de ese yugo, la dragona se puso de parte de Tyria y en contra del de su especie. Fue quien profetizó que un día, un héroe sería el Buscador de la Llama. Glint fue muy importante para acabar con Kralkatorrik y regresarle a su sueño en el que de momento se ha mantenido. Aquello le costó la vida a Glint y también a miembros del Clan Filo del Destino. Pero hoy tenemos su legado ante nosotros, aunque de momento sea sólo una cría.

Pero no sólo la dragona Glint forma parte de la historia de Tyria como dragón que se opuso a los de su especie o que acabó bajo el control de un ente superior a ellos para hacer el mal. En tierras de Cantha, durante la lucha de las facciones de los Luxon y de los Kurzick, ambas facciones tuvieron que unirse para acabar con la venganza de un mal mayor que ellos y que en nada, tenía que ver con un dragón: La Venganza de Shiro Tagachi.

Aurene

El propio Shiro, conocedor de la existencia de esta dragona en un lugar llamado el Templo de la Cosecha, la subyugó para poder controlar la zona y mantener a las facciones ocupadas en tratar de detenerla, ganando así tiempo en su vengativo plan de acabar con el emperador de Cantha. Tras lograr cortar ese lazo, la dragona agradecida no dudó un segundo en unirse a las facciones y a los héroes de ese momento en la lucha contra su subyugador. La dragona Kuuvanang fue liberada, y con ello, dio a los enviados a acabar con Shiro la posibilidad de usar su poder.

Si en su día Kuuvanang fue muy importante para acabar con Shiro, igual que lo fue la campeona de dragón Glint para acabar con Kralkatorrik. La profecía del Buscador de la Llama se cumplió aunque la dragona no sobrevivió, pero hoy somos portadores de su legado. Uno que acaba de nacer: Aurene. Y es muy posible que éste pequeño dragón, posea las mismas capacidades de la que fuera su antecesora, la capacidad de profetizar. Aún hemos de saber si posee en ella el bien o el mal, dado que no deja de ser un dragón y por tanto un ser capaz de consumir energía y por ello, ser poseedor de magia.

De una forma u otra, Aurene quedará desde ahora marcada para siempre en la historia de Tyria. En su historia, que hoy es presente y a la vez pasado, y quizás en un futuro, las nuevas generaciones de Tyria lean sobre su legendaria historia.

Porque en Tyria siempre todo es leyenda.

Kenden Baruch

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Amaunetenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión visitando el hilo de la sección, haciendo clic aquí.