Los descendientes del Gran Enano

Por Kenden B. Día 306 del mes del Coloso 1.329 d. É.

Si existe una raza que formó parte de Tyria y que hoy día prácticamente es un eco del pasado es sin duda la raza de Los Enanos.

Hace 250 años, los Enanos habitaban en Las Montañas Picoescalofriantes igual que hoy los Norn habitan allí. Su reino cruzaba toda esta región de norte a sur, siendo el norte más lejano el lugar donde menor cantidad de Enanos había, siendo territorio de los Norn en su totalidad.

Los enanos existían en Tyria mucho antes que los humanos y también mucho antes que los Seis Dioses. Y como todo en Tyria, su existencia está plagada de leyendas.

La más importante es la de su creación. No se sabe cuando llegaron o cómo llegaron a Tyria, pero la leyenda habla de que fue su dios: El Gran Enano, quién creo a los primeros de su raza sobre la llamada Roca del Yunque, en las Montañas Picoescalofriantes. Pero los Enanos no sólo estuvieron en las Montañas Picoescalofriantes. Aún se busca explicación a la presencia de ellos en regiones tan al sur como Cantha. Allí se han encontrado reliquias de las que se tiene muy poca información.

Los Enanos han estado en Tyria al menos diez mil años. Y vivieron en la zona de las Montañas Picoescalofriantes en su mayoría sin demasiadas complicaciones. Pero entonces los Humanos hicieron aparición en Tyria. Por aquel motivo, los enanos se unieron por primera vez para crear una nación, una a la que dieron nombre de La Nación de Deldrimor, dejando claro que sus dominios se extendían de norte a sur de las Montañas Picoescalofriantes, y siendo su Rey, Jalis Martillo de Hierro, su líder.

Fue a partir de la creación de esta nación, cuando un segundo Enano, Dagnar Rompepiedras, quiso también ser rey, y dado que era primo del Jalis Martillo de Hierro, no dudó un segundo en crear su propia nación conocida como La Nación de Cima de Piedra, y a Dagnar se unieron enanos como él convencidos de que eran ellos quienes debían de gobernar no sólo a su raza, también al resto de razas de Tyria.

Jalis Martillo de Hierro

Por ese motivo, los Enanos de La Nación de Deldrimor, y los Enanos de la Nación de Cima de Piedra fueron a la guerra. Tras años de feroz batalla entre ellos, en 1072 d. E, los Enanos de Deldrimor, ayudados por Héroes provenientes de una devastada Ascalon tras la Devastación, lograron hacerse con el control de Las Montañas Picoescalofriantes, y ayudar al Rey Jalis Martillo de Hierro a derrotar a Dagnar de la Cima de Piedra. Tras acabar con Dagnar, los Enanos de la Cima de Piedra desaparecieron, y los que lograron huir, acabaron en las Lejanas Picoescalofriantes.

Con la caída de la nación de Cima de Piedra, se pudo desenterrar el libro más famoso entre los enanos: El Tomo de Rubicon, que fuera enterrado cerca de la Fragua del Pesar. Este texto original, fue escrito de la mano del propio Gran Enano cuando los Dragones Antiguos despertaron. El tomo no sólo poseía el verdadero nombre de el Gran Enano, también profetizó que la raza se extinguiría para poder enfrentarse al Gran Destructor por segunda vez.

Y aquella profecía, se cumplió. Cuando Primordus hizo aparición de nuevo en Tyria eran lideradas de nuevo sus huestes por su campeón, el Gran Destructor. Los Enanos liderados por el Rey Jalis Martillo de Hierro, viendo que el Gran Enano acertaba en la profecía que el Gran Enano escribiera en el Tomo de Rubicon, cumplieron con ella sacrificándose por el bien de Tyria. Todos ellos, tras hacer un ritual, acabaron convertidos en piedra, y sólo así se logró vencer al Gran Destructor como el Gran Enano hiciera en su día.

Es por este motivo, que hoy en día, en toda Tyria y en la zona de las Montañas Picoescalofriantes, sólo quedan restos de asentamientos, y tumbas de esta raza. Y fue así hasta que el enano Ogden Curador de Piedra hizo aparición en el Priorato de Durmand, aún convertido en piedra, para ayudar en la lucha contra Zaithan, pero sobre todo contra Mordremoth. Desde ese momento, Ogden es el último de su raza en Tyria.

Dagnar de la Cima de Piedra

De momento el paso a las Montañas Picoescalofriantes del Sur no es posible. Los restos de La Ciudadela de Granito pueden visitarse hoy día en los Acantilados de Guaridadraga, en las Montañas Picoescalofriantes. El lugar es llamado hoy Azote de la Vanguardia, y es el lugar desde donde se lanzan ataques contra los Draga de la zona para evitar que controlen la zona.

Si alguna vez, pudiéramos tener acceso a esta región, sabríamos mucho más sobre esta raza que fuera muy importante en la antigüedad, pero sobre todo... estaríamos más cerca de acceder el indómito Desierto de Cristal, el cual queda a un paso de esta región.

Quizás mañana, sea ese día.

Kenden Baruch

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Amaunetenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión visitando el hilo de la sección, haciendo clic aquí.