Semana 5

Ésta es la primera crónica que escribo para Bahía de Baruch, colaborando con la web oficial del servidor, y antes que nada, deseo agradecer su confianza a Quincy, por ofrecerme esta oportunidad. Así pues, gracias.

Podría ser políticamente correcto y decir que seré imparcial y objetivo en cuanto narre en esta sección, pero mentiría. Sí puedo asegurar que seré todo lo objetivo que me sea posible, en mi condición de jugador, y ver lo blanco y lo negro -pasando por lo gris, naturalmente- sin importar quién o dónde lo haya visto. Cometeré errores, posiblemente, y espero que me sean perdonados... pero todos somos humanos, y estas cosas pasan -como dice el refranero- hasta en las mejores familias.

Dicho todo esto, vamos al meollo del asunto.

Matchup correspondiente a la 5ª semana de este año. Rivales, dos viejos conocidos: Ribera y Jade.

Reset bastante animado, en el que la actividad se centró en Eternos y frontera propia, como viene siendo habitual cada semana. Hay que hacer notar, dicho sea, que el cambio de día del reset semanal nos ha venido bastante bien, dado que los viernes suelen ser bastante fuertes en los servidores extranjeros, mientras que los nuestros acostumbran a descansar un poco más ese día -después de todo, esto es un juego, no un trabajo-. Jade muestra sus principales argumentos entre el sábado y el lunes, cuando sus clanes tienen mayor presencia, con números cercanos a los 50-60 individuos que llevan a nuestra gente a dar lo mejor de sí misma para minimizar lo más posible el daño recibido. Ribera, por su parte, es más equilibrada en sus esfuerzos, y ofrecen durante toda la semana.

Tras un fin de semana en el que a las 12, cual Cenicientas, desaparecen las blobs enemigas, nuestra Guardia Nocturna -en colaboración con los clanes de Eternos- entra en acción y empieza la remontada a golpe de conquistas. En contra de lo que algunos piensan, las madrugadas son de todo, menos aburridas, si bien es cierto que la presencia del rival desmerece su propia imagen cuando rehúyen el combate directo o se atrincheran en estructuras incluso en igualdad de números. No obstante, palos hay y se disfrutan como en otros horarios. Para el domingo por la noche, las puntuaciones ya estaban prácticamente equilibradas, lo cual nos permite afrontar la semana laboral con más tranquilidad.

Entre el lunes y el martes, Jade tiene principalmente presencia por la tarde, entre las 6 y las 9, horarios en los que acostumbran a visitar nuestra frontera en especial, en busca de rascar rating donde pueden. Ribera, por su parte, lanza sus hordas a partir de las 7 y media, provocando no pocos enfrentamientos a tres bandas. Los clanes "prebuff" que tanto han dado que hablar en las últimas semanas ya no son tan capaces de hacer frente por si solos a una pública o un clan bien preparado, de modo que agrupar con otros clanes aliados es la tónica predominante desde que ArenaNet hizo ajustes en la principal base de este metajuego, la Resistencia. Resultado: palos, palos y más palos. Y de los gordos, además, lo cual propicia a nuestra gente que se pueda curtir en el noble -o no tan noble- arte de la guerra a base de combates masivos. Unas veces salen mejor, y otras peor, pero se puede afirmar que el nivel de Baruch va mejorando poco a poco, aunque aún queda un largo camino.

No obstante, cuando llega el martes noche... las cosas ya cambian. La presencia enemiga va reduciéndose a las prime time habituales, a menos que los logros diarios o las puntuaciones dicten lo contrario. Con una mayor actividad de nuestros clanes a partir del lunes -aunque también empiezan a rodar el domingo, la principal actividad llega el lunes-, las puntuaciones se perfilan a lo que va siendo habitual desde la llegada de HoT, que ha derivado en la actual tabla clasificatoria. En tan "denostado" PvDoor se hace notar, y es que cuando no hay palos, se buscan enemigos hasta en los NPCs...

¡Qué le vamos a hacer!

Pero no todo es tan bonito, he de admitir. Se echa en falta -algo que pasaba un poco menos hasta hace cierto tiempo- un poco más de iniciativa propia. Tener que dejar una torre con muro abierto porque no se recibe ayuda de los que no siguen a la chapa pública, por ejemplo, cuando se avisa que tres compañeros tienen a dos defensores con el Lord de la estructura... duele. Son detalles que, si la situación de Mundo contra Mundo cambia a medio plazo, pueden hacerse notar en las puntuaciones. El que suscribe siempre ha abrazado la premisa que aquí, y ahora, repetiré: "en el equilibrio reside la fortaleza". Tan importante es pelear como puntuar, y hay cabida para ambas, si se saben dosificar adecuadamente.

Escribo esto a falta de hora y media para el fin de matchup, y las puntuaciones son claras: 70k sobre Ribera, y 127k sobre Jade. Confiemos en que nos toquen nuevos rivales en el próximo matchup, porque cuatro semanas seguidas contra Ribera... como que llegan a cansar.

Con esto, concluyo esta primera crónica. Y recordad:

¡Dormir no da PEMs!

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión visitando el hilo de la sección, haciendo clic aquí.

¿Te interesa Mundo Contra Mundo? si quieres puedes contactar directamente con Sehayenviándole un mensaje privado.