Los Picos del Trueno

Por Kenden B. Día 1 del mes del Céfiro 1.332 d. É.

El llamado Frente de Deldrimor es una región con muchísima actividad hace más de doscientos cincuenta años. Toda la zona forma parte las Montañas Picoescalofriántes del Sur y en su día era el hogar de los enanos del mismo nombre y donde se alzaba su ciudad más importante, llamada Torre del Trueno.

Al ser prácticamente el final de las Montañas Picoescalofriantes y ser la zona más baja de estas era también el lugar más cercano a al reino humano de Kryta. Y entre los enanos y los humanos de esta región los centauros también vivían en esta zona.

Los enanos de la Cima de Piedra, enemigos de los enanos de Deldrimor buscaban siempre la forma de hacer incursiones y acabar con el rey de Jalis Martillo de Hierro, dirigente de todos los enanos. Gracias a la intervención de los humanos de Ascalon que huían de su reino para viajar a Kryta buscando la ayuda de los de su raza, pudieron intervenir para ayudar a estos enanos en su cruzada por acabar con los enanos Cima de Piedra y a cambio, recibieron la ayuda de estos para cruzar su territorio.

Precisamente, la capital: Torre del Trueno fue el lugar defendido para evitar que los enanos de la Cima de Piedra lograran su objetivo. Gracias a la defensa de esta última línea se logró poner fin a este conflicto.

En esta región, además de la capital existían pequeñas ciudades y asentamientos a los que el viajero podía llegar y conseguir suministros, así como armaduras diferentes gracias al gran trabajo de los enanos en su fabricación. La ciudad de Granito o el Campamento de Grotto eran lugares muy peligrosos de alcanzar, porque no sólo estaban los peligros de las criaturas de la zona, también estaba repleto de Mursaat así como de criaturas conocidas como los Jade.

La ciudad llamada Minas de Hierro de Moladune, así como el bosque congelado que lo rodeaba, también eran zonas de esta región. Las Minas del Martillo de Cobre, así como la Cúpula de Hielo y el Témpano de Hielo eran zonas donde el héroe podía llegar y enfrentarse a terribles enemigos que prácticamente sólo habitaban en estas gélidas regiones.

Hoy sabemos gracias a Ogden Curadordepiedra que la zona que antaño era posible visitar, hoy día se encuentra en la región llamada Picos del Trueno.

El propio Ogden como seguidor del Gran Enano, aun hoy convertido en piedra, y siendo el único enano conocido en vida, nos acercará a esta nueva zona de Tyria. Fiel a su gobernante, Jalis Martillo de Hierro, rey de todos los Enanos de Deldrimor, fue testigo de la lucha contra el Gran Destructor que cumpliría la llamada Profecía del Gran Enano. Según los textos sagrados de los Enanos, llegaría el día en que El Gran Destructor tendría una batalla final con el Gran Enano... y así fue. La deidad de esta raza, conocida como Gran Enano, fue la que los héroes de antaño fueron a buscar para poder invocarla y luchar contra este enemigo que fue enviado por el dragón anciano Primordus. Este ser había comenzado a crear destructores y estos habían comenzado a invadir parte de las tierras de las Montañas Picoescalofriantes. Por ese motivo, Jalis Martillo de Hierro, al ser conocedor de este hecho no dudó un segundo en unir a todos los de su raza en una batalla épica final. Invocando al Gran Enano, todos ellos fueron convertidos en piedra para poder luchar contra este. Mientras los Enanos cargaban contra ellos por una zona, el resto de héroes se enfrentaron también a él. Gracias a ello, lograron vencer, pero sólo los héroes no enanos lograron salir de allí. Nunca más se volvió a saber de esta raza en Tyria hasta que Ogden, muchos años después volvió a aparecer. Ogden se mantuvo en su forma de piedra, dada la promesa que le hiciera al resto de los suyos. Y así ha seguido hasta ahora.

Es también en esta zona de las Montañas Picoescalofriantes donde se realizaba un desafío para héroes que deseaban enfrentarse a parte de estos destructores, y en aquella época salvar crías de dragón. Este desafío se realizaba en la Cámara de Transferencia Central, y allí era planteado el desafío por la Dragona Campeona de Glint. Hordas de destructores aparecían en una zona cubierta y había que lograr defender a la pequeña cría de dragón de todas ellas. Este desafío era conocido como El Desafío de Glint.

Hoy será todo un desafío buscar la forma de acabar de alguna manera con el poder de Kralkatorrik. En su día, la dragona Glint fue quien dio las pistas a seguir para poder acabar con su amenaza, construyendo una lanza hecha de sangre cristalizada de la columna vertebral del propio dragón. En aquel momento, aquella lanza fue entregada al Clan Filo del Destino que la usó para acabar con él. Por desgracia, el plan que debió salir bien, fracasó debido a que los miembros del Clan no actuaron a la vez y en el último momento, Logan Thackeray dejó al grupo para ir en busca de la reina Jennah que solicitó su ayuda inmediata.

Aquello impidió acabar con el dragón y también con la pérdida de varios de los miembros del clan. La lanza no volvió a usarse, quedando abandonada en la guarida de Glint donde ha permanecido hasta que Balthasar trató de hacerse con ella para precisamente, acabar con el dragón anciano. Sabiendo que los dragones son ahora necesarios para Tyria, se destruyó la lanza para impedir que cayera en malas manos.

Por desgracia, hay que lograr detener al dragón y sólo hay una forma lógica para hacerlo: si se le destruye, debe de ser sustituido por otro que haga la misma función que él, consumir magia de Tyria cuando sea necesario y a ser posible... sin destruir todo lo que conocemos.

Professions

Kenden Baruch

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Amaunetenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión...

{kunena_discuss:188}