El Dragón Estival

Y en esta época de dormir empapado en sudor y desgana es de agradecer la brisa a través de la ventana.

Por si algún suertudo inconsciente no se había dado cuenta, ha llegado el verano. Al igual que para mí, los periodos estivales no son lo que mejor le sienta a nuestra Tyria adoptiva: el contenido merma a la misma velocidad que los ánimos de los jugadores de caldean. Saltan alarmas y gritos de caos venidero pues sus congéneres y parientes (aunque con cuotas de pago mensual, que no se olvide) continúan un ciclón de actualizaciones, desde vestimentas, capítulos de historia, torneos y concursos. Soy asiduo a visitar Reddit, especialmente en los que respecta nuestro segundo universo común. Es un lugar de encuentro donde, para bien o para mal, las emociones suelen están a flor de piel o dan un vuelco radical para ser difícilmente encuadrable con Guild Wars 2: en muchas ocasiones lo hallado no escapa de los límites de las fotos rebotadas de Intagram, filosofía e introspección tan sesuda como la rabia berserker desahuciada de su antiguo protagonismo en Tumbrl, noticias y publicidad encubierta en piel de Dolyak y memes, muchos memes.

Para mí, es tal cual el sustituto de los foros oficiales, un lugar donde practicar un segundo idioma y un cajón de sastre donde buscar algo de inspiración: paisajes y estructuras, capítulos curiosos de nuestra historia, héroes sin nombre y memes, muchos memes.

Nunca me canso de repetir que el brillo de foro y videojuego, depende en gran medida (por no decir toda) de su comunidad y Guild Wars 2 no es ajeno a ello. Y en esta, una época de dormir empapado en sudor, desgana hasta para coger una cerveza de la nevera y sufrimiento para nuestros seres más queridos, la refrigeración de nuestros ordenadores, es de agradecer la brisa a través de la ventana.

Hace unos días, se abría un hilo formado por una sola, simple y concisa pregunta:

¿Qué es Guild Wars 2 para ti?

Como prólogo que intenta transcribir el concepto titánico tras un libro en párrafos escuetos, las primeras respuestas fueron de tinte técnico y objetivo. Tras ellas, el conflicto: llegaron los tecnicismos tiznados por la marca del verano, que cual vástago de dragón, nos hace enfurecer y sacar lo peor de nosotros.

Más tarde, tras alzarse el mal, aparece el protagonista de la historia: pero ante la sombra de, Estival, el Dragón Anciano del calor asfixiante y los polos de coco que hieden a ambientador y pachuli, siempre habrá quien se ponga en pie portado un atisbo de luz. Del mismo hilo, fue brotando una corriente de carácter intimista, con sabor a secretismo y confidencia. Con el campo de batalla plagado de proyectiles cruzados de irracionalidad, afilados picos de insulto y críticas nigrománticas que sacudían a los propios jugadores olvidando a Guild Wars 2 como objetivo, un valiente se aventuró a alzar su arma forjada en la confidencia tímidamente silenciada por la timidez.

Su narración venía oculta como un murmullo entre gritos. Describió sus problemas sociales, desde niño, cuando era adolescente y aún hoy, cuando trabajo e hipoteca ha sustituido los soldados de madera. Reconoció con visible pudor que su primera amistad, había nacido a través de la pantalla, nacida para quedarse.

Aquel escueto relato, comenzó a acumular la atención. Más y más gente comenzó a sumarse como soldados espontáneos de una milicia. Los recuerdos refrescaron las líneas de batalla hasta silenciarlas y el efecto nocivo que Estival, el Dragón Anciano de calor asfixiante y polos de coco que hieden a ambientador y pachuli, había extendido.

Nada terminó siendo un cuento de skritts y cosas brillantes, pero el tiempo que parecía tormenta amainó en un remanso donde hubo cabida a todo.

Finalmente, llegaría la moraleja: cuenta la tradición que las críticas y discusiones continuarían pero sin la ponzoña que todo Dragón Anciano trae pues, ¿a quién le amarga un poco de entretenimiento? Pudiera ser, que si dejamos de gritar, sea hasta divertido. No seré yo quien deje de demandar más y más contenido, tanto racional y posible como lo imposible que en estos días veo que puedan dejarnos una interfaz para crear aventuras personalizadas como la de Neverwinter. Supongo que hasta entonces, quedará disfrutar de la visión, pugnas, testimonios y creatividad de nuestra comunidad.

sk

¿Quieres que nuestro Escriba opine sobre algun tema en concreto? contacta directamente con Delaenviándole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión.

Log in to comment

Avatar de Dela
Dela respondió el tema: #1675 23 Feb 2017 08:54
Recuerda que de pelusas, de pelusas hilvanadas, enmarañadas en parcos colores y sin lustre alguno se ceban nuevos cojines.

Mi forma de vivir por primera vez cada capítulo, es bastante similar a la tuya. Lo roleo solo o acompañado, en mi mente añado los fragmentos de diálogo que son más propios de mí, Dela el descendiente de aquel paragón de Elona, que del comandante del Pacto. Tengo por costumbre repetir cada capítulo un par de veces, casi siempre con Auri, ladrona brabucona, algo bebedora pero pura ternura y corazón junto a algún otro de mis aliados de bits: Eisenbear, ingeniero y alquimista peculiar, el guerrero sylvari cuya semilla brotó en arrojo y ardor o Drag, la maestra de elementos cuya única jerarquía de la que entiende es la de las Legiones...

Cada día lo digo y nunca lo hago, pero debería compartir mí ficha de personaje para que conocierais un poco mejor al devoto de Kormir de cuna noble y tez tostada por Elona. Del que tanto hablo y que paciente espera (Cada vez huele más el aire a rol).

Al final, como si de GW1 se tratase, veo a mi alter guardián amparado de uno o varios héroes nacidos bajo mi puño y letra. Sea pistola, escudo o kit, cada uno ofrece una nueva visión, capaces de cuestionarle el protagonismo de la trama (entiendo al comandante, al héroe como uno grupo, donde unas veces es "x" quien habla, y otras "z" la que actúa).

Pero al final, brabucona, noble y seguidor de la osa, terminan en el mismo punto. En este concreto en el que nos encontramos, sus rostros lucen confusión, retazos de engaño, pizcas de desdén en donde siempre cabe la esperanza de no haberse equivocado. Es sin duda, cuando ni siquiera dos de ellos consiguen un acuerdo, cuando yo vuelvo en mí, suelto G13 y ratón para aplaudir (metafóricamente, sino quedaría como un loco).

Cada uno roleamos un papel, un fragmento o una compleja trilogía de razas forjadas en elementos, pieles cerúleas y vestigios del pasado, pero cuando la trama no deja indiferente a ninguno de los actores. ¡Por Kormir que ha sido buena!

Solo nos queda esperar, especular con inquina y brindar con espumeante hidromiel omnom.
Avatar de Gawain Brightblade
Gawain Brightblade respondió el tema: #1666 22 Feb 2017 02:38
La última opinión sobre el capítulo de La Cabeza de la Serpiente y la comparativa sobre ser títeres del caos me ha encantado. Cuando jugué la historia desconecté todos los Chats y la jugué saboreándola junto a un compañero. Los dos íbamos de Caballeros, leales servidores, disciplinados, con una enorme venda en los ojos descargamos nuestra espada sobre lo que quiera que sea que amenaza el Orden en Tyria. Y escuchamos a la Reina, no un derrape, porque eso sería un error, una declaración total de intenciones, haciendo gala del canto de sirenas de la política, que como el que quita una mala hierba, para mantener bonito el jardín, habrá que ejecutar a quien haga falta.

Y en este tren nos montamos señores, y a toda velocidad, y llegamos a la ultima estación chirriando sobre los raíles, y nos dan esa jugosa información que es el hueso de oro para el perro fiel. Vaya información, y ahora que? ¿quién es el malo y el bueno? ¿Soy yo el feo?

GW2 puede tener algunos fallos, esa pelusa entre los cojines de los aciertos, pero una cosa es segura, sabe emocionarme, a mí y a quien vive el juego de forma intensa, llámese roleros, jugadores inmersivos, o réplicas de El Cortador de Césped.